Microrrelatos II

sombrero azul

Sombrero azul

Estaban ya prendidas las farolas del Retiro, apenas quedaban paseantes, una ráfaga de viento le voló el sombrero azul. Un joven trajeado corrió tras él, consiguió alcanzarlo y se lo entregó. Ella le dio las gracias.

-¿A qué te dedicas? –preguntó el joven

-Soy pintora. Los domingos traigo hasta el parterre una silla de tijera, un caballete sin lienzo y un cartel que reza: pinto la nada. Hay quien se queda un rato mirando como muevo en el aire mi pincel seco y echa unas monedas. ¿Y tú?

-Yo me siento tras una celosía, pongo la mano de canto, a la altura de la frente, la muevo en el aire y perdono los pecados.

.-.-.-.-.-.-.-.-.

Anillo de compromiso

A los postres, mientras le plantaba un beso en los labios, deslizó el anillo de pedida en la copa de champán. Brindaron. Ella apuró la copa. Inadvertidamente tragó la sortija. Dos días y dos radiografías después él le puso la joya en el dedo anular y ella le dijo que sí.

.-.-.-.-.-.-.-.-.

Incomunicación

Encontró el móvil del marido en la mesilla de noche. Había transcurrido una semana desde el entierro. Lo encendió. Cotilleó los correos, los mensajes y la agenda. Sin querer, se abrió una aplicación con un mapa. Descubrió que su marido, en sus últimos días, se había levantado de la cama cuando oscurecía y llegaba hasta un lugar recogido del parque, no muy lejos del banco donde ella, a la mismas hora, se hartaba de llorar.

.-.-.-.-.-.-.-.-.

 Sueños

En la sala de manualidades de la residencia hay una frase pintada en la pared: “Einstein soñó con cabalgar un fotón para descubrir los secretos del universo.” Ella sólo sueña con atravesar la bruma de sus propios recuerdos para descubrir quién es ese ancianito que le coge la mano con tanta ternura.

.-.-.-.-.-.-.-.-.

 Violencia educada

Cenaban. El padre, siempre quejoso, gritaba porque la sopa estaba muy caliente. Mientras la mujer soplaba la cuchara él le propinó un tortazo. Se derramó. Resignada y muda extendió la servilleta sobre el mantel para tapar la mancha. El niño, sin inmutarse, ofreció un tropezón de pan al gato, cuando éste se le acercó le soltó un manotazo en la cabeza. El animal maulló dolorido y salió por patas. Padre e hijo estallaron en una carcajada.

.-.-.-.-.-.-.-.-.

El Pegao

En toda su vida había despegado los pies de la tierra. Nunca se subió a un vehículo o a una caballería. Lo más lejos que se aupó fue al catre cuando quería yacer con la parienta, y eso porque La Herminia le tenía dicho que sus carnes no estaban para calentar baldosas. Sus paisanos, en un homenaje póstumo, han decidido no cargar el ataúd del “Pegao” a hombros, han pasado dos maromas por debajo y lo llevan a pulso, a un palmo del suelo.

.-.-.-.-.-.-.-.-.

 Confesión

-Padre confieso que violé y maté a Carlota…

-Ego te absolvo a peccatis tuis in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti.

Al día siguiente, al igual que los anteriores, el cura llegó de los primeros a la batida por la búsqueda de la joven. En la rogativa pidió a Dios para que la encontraran sana y salva. Sólo le tembló la voz cuando tropezó con la mirada del confeso.

.-.-.-.-.-.-.-.-.

Perro con ojos de dos colores

De recién casados venían los amigos a cenar los sábados. En vez de televisor teníamos un perro con ojos de dos colores. Entonces la Flaca trabajaba de relaciones públicas en una revista de moda. Seguramente la tripa se nos hinchó de tanto cóctel. Ahora los sábados cenamos solos porque coincide con la hora en que los amigos acuestan a sus hijos; después le entrego el mando para que elija el canal y, en las pausas publicitarias, me comprometo a pasar el aspirador, cortar el césped y sacar al perro; todo con tal de evitar que repita la salmodia de que se nos está pasando el arroz.

.-.-.-.-.-.-.-.-.

J. Carlos

Anuncios

3 Respuestas a “Microrrelatos II

  1. Luis M Sacristan

    A mi tambien; y más. Sobre todo la sensibilidad de los que transportan al Pegao en su único, último y real vuelo

  2. Mercedes Prieto Jaén

    Me ha gustado mucho el microrrelato “Sueños”. Enhorabuena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s