Perspectiva II

patria-aramburu

Para romper el plano la pintura inventó la perspectiva, de forma que las líneas paralelas dejaron de serlo y, si las prolongabas, terminaban convergiendo en un punto de fuga. Nuestros ojos tienen una visión estereoscópica, pero el cerebro la pone en perspectiva. Si van a chutar un penalti contra la portería de tu equipo la verás más grande, incluso el portero habrá menguado unos centímetros. Y al revés, cuando los delanteros de tu equipo están cerca de la meta contraria, los postes parece que se han juntado y el larguero ha perdido altura. Así que aunque tengamos unos ojos perfectos el cerebro modula la visión con su particular perspectiva. Hay muchas teorías al respecto. Una de ellas explica que se trata de un mecanismo de defensa de forma que, ante el inminente ataque de un león, lo veamos de mayor tamaño para incitar a las glándulas suprarrenales que suelten adrenalina a chorro y  que el corazón bombee sangre a tutiplén. Lo del mecanismo de defensa es muy socorrido, hay quien lo utiliza hasta para explicar que veamos de mayor tamaño a la luna y el sol en la línea del horizonte.

No acaba de convencerme el argumento de que el cuerpo se engañe a sí mismo para pegarse un susto y reaccionar. Aunque cosas más raras se han visto. Además el fenómeno de la perspectiva es polivalente, no sólo ocurre con el enemigo, se repite en otras circunstancias. Es enamorarte y la chica que hasta ayer era del montón de pronto es más esbelta, más guapa y más inteligente. A cualquier mindundi le cosen unos galones en las hombreras, le calzan una mitra episcopal o lo sacan tres veces en televisión y crece ante nuestros ojos. Ya no te digo si es el mandamás de una multinacional o, simplemente, es famoso o rico. La publicidad que, junto con el humor, es una de las industrias más ingeniosas, vive de venderte puntos de fuga para que, en perspectiva, parezcas más grande, despiertes más interés y, en suma, resultes más querible.

Hay otra derivada más amarga de estas ilusiones ópticas que crea nuestro cerebro, es la  que se produce con las ideologías y las creencias. Cualquier teoría, evidencia, o simple manifestación contra las mismas es visto como un anatema. Ni siquiera se analiza, se desecha, no vaya a ser que me convenza y arruine mis sentimientos. Y ahí está el quid, el cerebro antepone la óptica de las emociones y los sentimientos al caudal de impulsos que recibe del nervio óptico, por eso vemos “en perspectiva”. A veces este fenómeno produce miopías de tal calado que, una frase o una decisión de uno de los nuestros son jaleadas hasta el paroxismo; pero dicha o tomada, poco después, por uno de los suyos son poco menos que un delito de lesa patria. Supongo que es imposible borrar la perspectiva que nos impone el cerebro, pero hay formas de añadir distintos puntos de fuga que vayan asemejando la imagen que vemos a la realidad. Viajar, leer, estudiar, adentrarse en la ciencia…

Hace unos cinco años, en Plasencia, un gran escritor, Gonzalo Hidalgo Bayal nos recomendó leer, entre otros, a Fernando Aramburu. Sólo le había leído “Bambi sin sombra” y un libro de cuentos “El vigilante del fiordo”. En esta semana pespunteada de fiestas, le he leído “Patria”. Te la recomiendo porque se aprende mucho sobre las ideologías y sus perversas perspectivas, además te regala un montón de puntos de fuga, con un lenguaje preciso, minucioso y unos diálogos expresivos. Ojalá que otros analicen fuera ya de la perspectiva real de las balas, quién movía el árbol, quién cogía las nueces y quién moralmente sigue sin poder mirarse a la cara. Y te la recomiendo porque es una gran novela, y cuando se tiene ocasión de comulgar con el pan de la Literatura, todos los días parecen domingo.

J.Carlos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s