Eclipses

eclipse

Hay días en que la paradojas se alinean como nuestra estrella solar y nuestra luna y se produce un eclipse. El mismo día que entraba en vigor el impuesto al sol ha confluido con la dimisión del Sr. Soria y el eclipse subyacente lo ha opacado. El hombre, de memoria quebradiza, había caído en el olvido de que había sembrado sociedades en Panamá, Bahamas e islas Jersey, y las había resguardado bajo un tupido velo para que no les entrara la luz.

Esta última semana se nos acumulan los eclipses, el planeta Aznar que sigue en órbita permanente se ha alineado con los papeles de Panamá y, éstos se han oscurecido por unas horas. Resulta que este prohombre había constituido una sociedad instrumental Famaztella, S.L. para el ingreso de los derechos de sus libros, conferencias, escritos y otros con lo que tributaba por sociedades la mitad de lo que debía tributar por renta de las personas físicas. Le han pillado. Lo extraño es que a futbolistas como Iker o Messi, actores como Sabina, políticos como Monedero les llamaron a capítulo hace tiempo y al ex presidente hayan tardado tanto siendo que, anualmente, todos los periódicos publicaban las cuentas de la sociedad indicada. Encima, va y se enfada porque “no esperaba eso de los mios”. Ahí es donde se ve el talante democrático y el concepto de Patria del suegro de la boda del Escorial. Esa misma Agencia Tributaria que ha tardado tanto en descubrir el chanchullo del insigne inspector de hacienda, les quita las pensiones a los escritores jubilados porque perciben rentas por su trabajo.

Ya estamos acostumbrados a los eclipses del Ministro del Interior, nos roba la luz de nuestras cortas entendederas con su ángel de la guarda, al que imaginamos con un cuerpo traslúcido batiendo sus alas blancas por los cielos de Madrid o Barcelona en busca de aparcamiento para su protegido. Nos ciega su pasión por medallear a las vírgenes y nos tememos que, como siga en mayo en funciones de gendarme general, en vez de flores a María le va a llevar un rosario de medallas al despuntar la aurora. Esta semana ha nombrado comisario honorífico a Marhuenda y nos ha vuelto a robar la luz del entendimiento. Resulta que el tertuliano ubicuo y director de La Razón -labor que ejerce en los desplazamientos entre televisiones y radios- está condenado por haber injuriado a un comisario de verdad.

La paradoja del pseudo sindicato Manos Limpias es que las tiene llenas de mierda. Eso ya se sospechaba desde siempre y se sabía a ciencia cierta desde que sumó sus intereses a Ausbanc.  Lo que falta por saber es a cuánto cotizaba la retirada de la querella, quiénes han pagado y se han librado de la cárcel, y a cuántos le “jodieron” la vida siendo inocentes. Que Ausbanc utilizaba métodos mafiosos lo sabía todo aquel que trabajaba en banca, que se lo pregunten a los Botín; también era evidente que el patrimonio de Luis Pineda no se correspondía con sus honorarios. Que ambas organizaciones hayan conseguido encarcelar a algunos amigos de lo ajeno y metido en vereda a instituciones bancarias que “abusaban” de sus clientes, no les redime de su espíritu delincuencial, sólo demuestra que nuestra justicia ha mirado para otro lado cuando el delincuente llevaba el cuello blanco e impoluto. Esta tarde he leído en Facebook un comentario que justificaba el proceder de estos criminales: “Si enriqueciéndose un poco ellos, metían a grandes estafadores en la cárcel, y nos libraban al resto de sus latrocinios…” Espero que la próxima vez se querellen contra ese opinador y tenga que pagarles para que retiren la querella aunque sea inocente.  Y es que estas paradojas dan lugar a eclipses que terminan opacando el pensamiento.

J. Carlos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s