Mi móvil

dscn7764

Mientras leía se ha amustiado el tiempo. Me lo ha dicho el móvil. Ha encendido la pantalla y ha sobreimpresionado un icono de nube con trazos de agua. He mirado por la ventana. Llueve. La rosa que brotó hace días en la jardinera del despacho tiene los pétalos cuajados de gotas chiquitas que, cuando rompen su tensión superficial, explotan y dibujan un reguero minúsculo antes de caer.

La foto que ilumina mi teléfono es una estampa de los pirineos franceses nevados, la tomé desde el observatorio del Pic du Midi de Bigorre. Se ven las cumbres enardecidas por el sol, una colcha de nubes abrigando el valle y, arriba, un azul turquesa limpísimo, ni un penacho de nube ni una estela de avión. La imagen es tan magnética que llevo años usándola de salvapantallas en algún dispositivo. Lo curioso es que no se ven signos de vida. Adivinas que allá abajo o, que al lado, o arriba habrá aves, árboles, insectos, gente.

La pantalla se ha fundido en negro. Para no gastar batería se apaga en segundos, salvo que sienta en el vidrio el tacto de tus dedos. De tanto en tanto parpadean unas lucecitas. La verde te informa de que ha entrado un Whatsapp o un correo. La azul indica que alguien le gusta lo que has compartido en Facebook o te pide amistad. Ya sé que también te puede avisar a tonos. Yo lo tengo enmudecido. Bastante estúpido es escuchar en el metro, en el autobús, en el bar, en el supermercado, en la calle, en el cine, en los entierros, la orquesta desafinada de los móviles con silbos y otros sonidos metálicos avisando desde los bolsillos a sus dueños.

Estoy harto de que me chillen los chismes. Me pita el frigorífico si dejo la puerta abierta un tiempo. Me silba el coche si arranco con el freno de mano puesto, si dejo las luces prendidas, la puerta abierta o no me he puesto el cinturón. Me campanillea el microondas, el horno, la cocina. Me tañe el ascensor, el reloj, el ordenador. Me chifla la cafetera, el tren, el metro. Me grita la tragaperras, la máquina dispensadora y hasta el cajero. Me chillan como sirenas de ambulancia los arcos de seguridad, los sistemas de alarma y algunos semáforos. Me abroncan la radio y la televisión. Todo es un griterío. A estos artilugios deberían ponerle el ronroneo de un gato, o el tañido breve de una campana cuyo sonido acuna el viento y se bambolea en un ir y venir. Mejor no dar pistas que enseguida te venden el siseo de la cobra, el barrito del elefante o el rugido del león, y el metro en hora punta va a parecer un zoo. Además, hasta el más tonto intuirá que si suena el siseo es  la suegra, si se oye barritar es que te requiere la santa y el rugido es, seguramente, el reclamo del jefe.

A mi móvil le pasa lo que a la foto que te describí más arriba, adivinas –sabes- que a miles de kilómetros o a veinte centímetros hay gente que se acuerda de ti, te lee o, simplemente, le gusta algo que has subido. Pero la pantalla de mi móvil no tiene piel, sólo aristas duras y frías. No tiene dedos que te acaricien y te desordenen el pelo. No tiene gestos, ni miradas, ni siquiera tiene besos de verdad, sólo emoticonos sucedáneos con bocas pintadas. Cuando te reclama la lucecita azul o verde, presionas el icono con el dedo, en ese momento estalla la ilusión como la gota de lluvia en los pétalos de rosa y deja un reguero de palabras. Los gestos, las caricias, las miradas y los besos quedan abortados a miles de kilómetros o a veinte centímetros. Sales de la aplicación, el vidrio luce un azul turquesa limpísimo con cumbres nevadas enardecidas por el sol y una colcha de nubes abrigando el valle. Sigue sobreimpresionado el icono de una nube con trazos de agua. Sólo dura unos segundos, luego se funde en negro para ahorrar batería.

J. Carlos

Anuncios

2 Respuestas a “Mi móvil

  1. Muy cierto! !!. Bssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s