A perro flaco, todo se le vuelven pulgas

odyssey_068

Los romanos extraían cobre en la isla de Chipre, “aes Cyprium” (que significa, metal de Chipre, en abreviatura Cuprum). Ahora el cobre está por las nubes, pero sus minas están agotadas y Chipre hundida por la UE. El cobre tiene una particularidad poco conocida, ayuda a la formación de la hemoglobina en la sangre, por lo que debe ser ingerido diariamente en muy pequeñas cantidades. Falta le va a hacer a los chipriotas porque les acaban de rescatar y les van a chupar la sangre como a los griegos, irlandeses y portugueses. Y, ¿españoles…?

Resulta que los bancos de Chipre tenían en su balance una cantidad desproporcionada de bonos soberanos griegos, al aprobarse el año pasado una quita de la deuda griega sus balances quedaron a los pies de la bancarrota. Además, por proximidad, gran parte del sistema económico que daba de comer al poco más del millón de personas que forman la República de Chipre, se sostenía gracias al comercio con sus vecinos griegos, hoy condenados a la pobreza por la UE y el FMI –Merkel y Lagarde-. Estas dos instituciones han aprobado, no con tú voto ni con el mío, rescatar al país y prestarle 10.000 millones de €. A cambio no se les ha ocurrido otro disparate que confiscar, a razón del 9,9%  y 6,75%, a los ahorradores que tengan depositados en los bancos más de 100.000, o menos de 100.000 € respectivamente.

Sí, ya sé que la distancia entre España y Chipre es de más de 3.600 kms. y está el Mediterráneo de por medio, pero esta última tropelía de Merkel y Lagarde, que espero no apruebe el Parlamento chipriota, va a provocar un tsunami que nos va a llegar hasta la entrepierna y nos va a dejar los bajos entre fríos y escarchados. Sucede que nuestro sistema financiero ya está rescatado, por eso nos visitan con regularidad prusiana los hombres de negro. Acontece que el rescate de España no se ha producido, aún, no porque el Sr. Rajoy sea más listo que el hambre y se haya negado a pedirlo por aquello del que resiste gana; es más simple, la Sra. Merkel le tiene dicho que su Parlamento no aprobaría nunca meter más dinero en España, así que si lo pide haría el ridículo más espantoso porque no se lo iban a conceder. Ocurre que el tipo de interés que tenemos que pagar para que nos presten el dinero se ha reducido un poco, porque el BCE ha dado barra libre a nuestros bancos, de forma que éstos toman el dinero del BCE al 1% y los prestan al estado al 5%, así el Sr. Montoro puede pagar las nóminas y los bancos engordan su cuenta de resultados con el esfuerzo ímprobo de un clic de ratón. Pasa que la demanda agoniza porque hay seis millones de parados y han saqueado el bolsillo de las clases medias y de las bajas: reduciendo el salario de quienes trabajan, subiendo todos los impuestos, rebajando los subsidios de desempleo, las prestaciones de jubilación, imponiendo el repago en sanidad, multiplicando las tasas universitarias y cobrando hasta por calentar la fiambrera de los niños en el colegio. Cuando el sistema financiero empezaba a respirar después de haberles perdonado sus desmanes y de haberle chutado en vena 55.000 millones de € -de tu bolsillo y del mío, sin contar avales y otras garantías-. Ahora que algunos, pocos, inversores extranjeros volvían a confiar en España, nos compraban deuda pública y depositaban pequeños importes en nuestros bancos. Se les ocurre a Fräulein Merkel y Mademoiselle Lagarde confiscar los depósitos a los chipriotas, eso sí, para que no parezca un atraco les van a dar estampitas –acciones- de esos mismos bancos, cuyo valor después de esta tropelía tenderá a cero. Las consecuencias son de libro:

El principio básico que nos había vendido Europa de una protección de los depósitos europeos hasta 100.000 € por titular y banco, salta por los aires. El miedo es libre. ¿Nos están invitando a sacar el dinero de Europa, o es que Merkel y Lagarde son agentes pagados por EEUU o China o Japón o, será que sólo pretenden desvalijarnos a los ciudadanos del sur de Europa?

Pone a los ahorradores ante el temor racional, por lo de las barbas de tu vecino, de que su dinero puede ser confiscado, y todo por ser un buen ciudadano, esto es, por tenerlo en el país y no haberlo expatriado, por depositarlo en un banco y pagar sus impuestos derivados, por no haberlo pulido en el ladrillo o en la compra de coches alemanes. Y si hoy decomisan tus depósitos, nada impide que mañana lo hagan con tus fondos privados de pensiones o con tus nóminas o con tus acciones.

¿Quiénes son los arriesgados que tienen depósitos?: Los asalariados, funcionarios pensionistas, parados, autónomos; vamos, los que no vivieron por encima de sus posibilidades.  Los ricos y poderosos tienen Sicavs que están escandalosa y prácticamente libres de impuestos, en fondos internacionales, en inmuebles,  en valores y en metales. Los Bárcenas y demás defraudadores no es que no tengan depósitos, es que los tienen a buen recaudo fuera de Europa, sobre todo, en paraísos fiscales.

Si el efecto contagio se produce, el dinero que hemos entoñado (1) en la banca no impedirá que ésta se vaya al garete, porque necesita de nuestros ahorros para hacer músculo y crear capital. Vaya por dios, ahora que el sistema financiero patrio -sector quebrado de las cajas de ahorro para ser precisos- estaba haciendo pesas en el gimnasio, viene el corralito chipriota, y se nos puede quedar más fofo que un globo pinchado.

Ahí va la despedida: ¿Quid prodest? Traducido al román paladino, ¿no será una treta de Fräulein Merkel para que sus Cajas de Ahorro, que están más bien fofas de músculo, se capitalicen. Después, con nuestros ahorros, una vez extraditados y a buen recaudo en Alemania, Holanda o Finlandia, nos comprarán los activos a precio de saldo (pisos, oficinas, bienes de equipo, empresas, aeropuertos, puertos, autopistas, hospitales, etc)? ¿Te imaginas el panorama en dos o tres años?: Nuestras empresas malvendidas a los ciudadanos del norte que habrán comprado con nuestros ahorros, mientras los españolitos malvivimos con salarios y pensiones de hambre, trabajando –el que lo consiga- como sirvientes sumisos de pensionistas que vienen del frío a disfrutar y bailar el ¡Qué viva España!

¡Qué panorama! Y Rajoy fumándose un puro, pensando en la nada, porque ha alcanzado la máxima sabiduría en un solo oxímoron: “No tomar decisiones es una decisión”.

J. Carlos

(1)  Entoñar.  (De en- y tolla): Enterrar, hundir.

 

 

Anuncios

Una respuesta a “A perro flaco, todo se le vuelven pulgas

  1. Gracias por mandarme tus escritos, siempre me gusta leerlos.

    Buen dia saludos, Ana

    Date: Mon, 18 Mar 2013 18:18:32 +0000 To: amimorato@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s