Indignados

Indignados

Son las doce de una mañana de domingo castigada por el sol. En Madrid seis columnas de perroflautas salidas desde otros tantos puntos cardinales, avanzan sobre el asfalto negro para confluir en una riada de indignación que desembocará en la Plaza de Neptuno, aledaños del Congreso de los Diputados. Avanzan gracias a Rubalcaba que es el tejedor en la sombra de esta telaraña para que nos olvidemos de los verdaderos problemas que nos acucian. Llegarán al Congreso a las dos de la tarde para que las televisiones tengan tiempo de montar sus imágenes y abrir con ellas los telediarios. Que ya son ganas, pudiendo abrir con el personal solazándose en las piscinas y en las playas, mostrando esa España mansa con la barriga al sol, que es lo suyo. De todas formas, como no me harán caso y abrirán con los perroflautas, ahí va un consejo: Si utilizan imágenes de Grecia para probar que son violentos, como hizo Telemadrid hace unos días, no sean ingenuos, usen el fotoshop para modificar los rótulos griegos y cambiar el color de las banderas y que no se note.

Si las televisiones fueran un poco objetivas mostrarían en sus pantallas a los verdaderos indignados: D. Francisco González y D. Emilio Botín. Éstos sí merecen ocupar el espacio público de las televisiones porque tienen verdaderas razones para mostrar su más absoluta y rotunda indignación. Y no esos perroflautas que dañan la estética de nuestras calles e impiden nuestra libertad de movimientos con una ocupación permitida, cuando no alentada, por el íncubo Rubalcaba.

Les presentó a D. Francisco González, Presidente de BBVA, por la gracia de Rato. Con un sueldo de miseria: En 2008 se embolsó sólo 16,6 millones de € entre sueldo fijo, variable y aportaciones al plan de pensiones. En 2010 cumplió los 65 años, así que, además del sueldo, se llevó 79,7 millones de € correspondientes a un plan de pensiones aportado por el banco. En 2011 sólo cobrará 5,3 millones de € porque ya no le sufragan al plan de pensiones por la edad. ¡Pobre! Ya contestó a un accionista impertinente en una la Junta de accionistas de 2007 que, el valor que aportaba al banco era muy superior a sus emolumentos.

D. Francisco está indignado. ¿Cómo no va a estarlo? Si ha tenido que bajarse el sueldo por solidaridad un 6,8%. Y en 2010 perdió el blindaje que tenía, por si lo echaban, que ascendía a 92,7 millones de €. No es extraño, pues, que en la inauguración de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, en unas jornadas organizadas por la APIE, pidiera endurecer la normativa laboral, un ajuste fiscal más duro y que se subasten las Cajas a precios “realistas”. Y concluyera diciendo que, por cada 100 puntos básicos de incremento en la prima de riesgo España tiene que pagar 12.400 mill de €, con lo que se crearían 160.000 puestos de trabajo.

El Sr. González está indignado. ¿Cómo no va estarlo? Tiene que salir al mercado este año a por 18.900 millones de € (el 4,5% de sus activos totales) y en vez de pagar un diferencial de 30 puntos básicos, tiene que pagar 260, esto es, el sobre tipo le sale por más de 434 millones de €. Con los que podría crear 5.600 puestos de trabajo (por regla de tres simple). Y si no fuera por culpa de esta España en decadencia y este Gobierno inútil ahora mismito crearía los 5.600 puestos de trabajo. Vaya si los crearía.

Está indignado D. Francisco. ¿Cómo no va a estarlo? Él actuó correctamente, otorgó crédito inmobiliario por valor de 16.600 millones de €. Es que se lo quitaban de las manos, oiga. Que coincida con la cifra del párrafo anterior es porque los españoles somos derrochadores, no ahorramos, y tuvo que salir al mercado exterior a buscar dinero para prestárnoslo. Que el ratio de morosidad de ese crédito esté en el 21,3% es porque España va mal y la gente se ha quedado sin curro y no puede pagar la hipoteca, y porque los promotores eran unos aprovechados que hicieron mal las cuentas. Él fue riguroso en el estudio de los riesgos y actuó con diligencia y competencia. Que los inmuebles adjudicados ya luzcan en balance por la hermosa cifra de 4.793 millones de €, es porque la gente es muy ladina, mire usted,  y sacas a la venta los pisos a un precio más que razonable y no quieren pagarlos.

Les presento a D. Emilio Botín, Presidente del Banco de Santander, por gracia del derecho sucesorio. Con un sueldo rayano en lo mezquino, no alcanza los 4 millones de €. Que no los necesita, ¡por Dios! Para eso le paga con largueza a su Consejero Delegado, le premia con más de 10 millones de € al año y, como el Sr. Botín es listo, se ahorra la aportación al plan de pensiones porque ha tiempo que su Consejero cumplió los 65 años. El que éste fuera condenado a 6 meses de prisión por un delito de acusación y denuncia falsa contra deudores de la entidad por la Audiencia de Barcelona, no es más que la probatura de una persecución en toda regla. En España es que somos muy envidiosos.

D. Emilio está indignado. ¿Cómo no va a estarlo?, si va el Tribunal Supremo y endurece la pena a su Consejero Delegado, la eleva a 8 meses de prisión por delitos de presentación de acusación falsa y estafa procesal y, además, le inhabilita para el ejercicio de banquero. Y el gobierno no le indulta. Hay que ser cabrón. Por eso D. Emilio afirmó en la última Junta de accionistas del Santander que: Alfredo Sáenz es el mejor consejero delegado de la banca. Y lo mantiene en el cargo, claro. ¿Quién es el Tribunal Supremo para decirle a él que su Consejero Delegado no pude ejercer como tal? Hasta ahí podíamos llegar. Oiga que la justicia es para el común, ergo vulgo, no para la nobleza; financiera sí, pero nobleza al fin y al cabo.

¿Cómo no va a estar indignado D. Emilio, si le pillan con unos eurillos en el HSBC, ahorrillos del padre que puso a buen recaudo en Suiza cuando la cosa andaba revuelta por estos lares, afloja 200 millones de € en declaraciones complementarias para arreglar el desaguisado y, encima, van estos sociatas de mierda y le ponen una querella. Con lo que él ha hecho por estos sociatas que hasta alabó la política económica de Zapatero. La querella quedará en nada, como quedó aquel asunto de las cesiones de crédito, el propio escrito de la fiscalía ya lo apunta curándose en salud. Pero dime si no es para estar indignado. Carne de periódicos durante semanas. ¡Qué asco de país y de gobernantes!

El Sr. Botín está indignado también por la cosa económica. ¿Cómo no va estarlo? Él actuó como un buen banquero, le pedían crédito para la construcción, la promoción o la compra inmobiliaria y él, por España, ¡eh!, por hacer patria, para que todos los parias y perroflautas fueran propietarios, otorgó créditos inmobiliarios por valor de 26.105 millones de € (el 11% de su cartera). Que casi coincida con la cifra de 27.350 millones  que es la deuda que le vence en 2011 no es pura casualidad. Él tuvo que salir por ahí, a sus años, acudir a las carreras de Formula 1 con su sempiterna corbata roja y adornar los circuitos de carreras con banderolas drapeadas con la marca de su banco, para que los mercados tuvieran fe y dejaran en sus manos esa pasta. El año próximo serán 36.000 millones de € los que habrá que buscar por esos mundos de dios como se busca  un aguja en un pajar, eso sí, subido a un ferrari rojo conducido por Alonso. Y ya no está en edad para tanto sacrificio. Que el ratio de morosidad de ese crédito inmobiliario esté en el 18,9% no es porque la política de riesgos haya sido equivocada. ¡Qué va! Es que en España somos muy mal educados, pensábamos que las copas eran gratis y que invitaba el banco. De los promotores no le hables a D. Emilio, es que volaban en aviones privados, atracaban el yate a la puerta y cómo le niegas la solvencia con esos signos externos. Que los inmuebles adjudicados en el balance de su banco vayan ya por 7.882 millones de €, y subiendo, es por tres razones: Primero porque hay que aguantar, en esto hay que hacer caso a Cela cuando afirmaba, el que aguanta gana. Segundo, porque el Banco de España no aprieta que para eso es como de la familia. Y tercero porque más tarde o más temprano el ladrillo subirá, aquí hay que apuntarse a aquella máxima de Felipe González, siempre que llueve escampa.

Ya me dirás si no es para estar indignados.

J. Carlos


 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s