Es la codicia. Imbéciles

ES LA CODICIA. IMBÉCILES

El filósofo griego Aristocles, más conocido por su seudónimo de Platón, en su libro La República ya pronosticó que, el ser humano hace el bien hasta que puede hacer el mal sin riesgo de ser sorprendido. Para ilustrar esta idea narra la historia de Giges: Un pastor lidio que buscando a una de sus ovejas que había caído por una grieta abierta en la tierra, se adentra en las profundidades de la misma y encuentra un anillo. Por casualidad descubre que al girarlo y dejar el engaste de cara a la palma de la mano, el resto de los pastores hablan mal de él porque creen que se ha ido, vuelve a girar el anillo y se hace de nuevo visible. Utiliza esta cualidad del anillo para asesinar al rey Candaules, hacerse con el trono de Lidia y casarse con la esposa de aquél.

La historia de la humanidad está regada en sangre de guerras y plagada de revoluciones, que trataban de evitar que esa historia de Giges inventada por Platón y que tan gráficamente ilustra la naturaleza del hombre, dejara de ser posible. La democracia, la división de poderes, el imperio de la ley, la igualdad de oportunidades, la declaración de derechos del hombre…, todo un cúmulo de principios sagrados para evitar que hubiera hombres que, amparados en su invisibilidad, se apropiaran de lo ajeno. Hete aquí que apenas consumida la primera década del siglo XXI caemos en la cuenta de que, lejos de haber conjurado esa invisibilidad con aquellos principios, hay un conjunto de individuos que, burlando el espíritu de esos mismos principios, siguen utilizando el anillo de Giges, girándolo ante nuestras narices y, usurpando nuestros bienes y derechos. Platón erró el tiro, por poco No es un anillo que les hace invisibles, no. Simplemente hacen la ley con un embudo. Y los demás tragamos.

Para ilustrar esta ley del embudo basta reseñar los records que España está batiendo:

Frente a los 4,3 millones de parados: Las 35 empresas del Ibex han ganado en 2010 un 24,5 % más que el año anterior.

El coste laboral por trabajador y mes bajó en España un 0,3% en el tercer trimestre de 2010 (es el dato más cercano publicado por el Ine). Sin embargo, los salarios de los consejeros delegados y principales ejecutivos de las grandes empresas del Ibex 35 subieron en 2010 de media un 20%. El ranking lo lidera José Antonio Tazón, recibió 10 millones de € por la salida a bolsa de Amadeus, la empresa que preside, él y otros seis de sus directivos se embolsaron 44 millones de €.

1.328.000 familias tienen a todos sus miembros en paro. Amancio Ortega, propietario de Zara acumula un patrimonio de 31.000 millones de dólares y en el año más crudo de la crisis ha conseguido ser 7.000 millones más rico.

Más del 25% de los contratos en España son temporales y el 20,7% de los trabajadores trabaja a tiempo parcial. Los 540 consejeros ejecutivos y altos directivos de las 35 empresas del Ibex cobraron de media más de 1 millón de € en 2010; aquí no se computa el coche oficial, las aportaciones al plan de pensiones, la visa platino opciones sobre acciones y otras prebendas.

La economía sumergida, según un estudio de Funcas, supone el 17% del PIB, emplea a 4 millones de personas y se ha multiplicado por cuatro en el periodo 2000-2008. En cambio Telefónica, antigua joya del reino de España, ganó en 2010 un 30,8% más, para ser exactos 10.167 millones de €. Se entiende que no haya un estallido social con tanto parado.

En la última memoria de la Administración Tributaria publicada en el IRPF las rentas de 2007 provenían el 75,3% del trabajo, sólo el 7% del capital y de ganancias patrimoniales apenas el 7,8%.

¿Sabes que de tu salario te detraen, además de la deducción por IRPF, un 6,35% en nómina directamente y otro 29,90%, que paga por ti el patrono, a la Seguridad social? Sí, un 36,25% en total.

Por dividendos sólo se paga un 19% hasta de 6.000 € (los primeros 1.500 € exentos) y un 21% a partir de esa cifra. Pero tu salario está gravado con tipos que pueden llegar el 45%.

Que una Sicav sólo tributa el 1% por sociedades.

¿Sabes que frente a 1 € que se destina a la economía productiva, 20 € se dedican a la economía virtual, especulativa? Imagínate que echaras 5 litros de aceite en el coche y, en vez de lubricar el motor los 5 litros sólo entraran 0,25 litros en circuito, y el resto estuviera fuera del motor en manos de especuladores que se forran. El motor se quemaría ¿no? Pues eso, más o menos, es lo que le ocurre a la economía.

Los poderosos, los que tienen el anillo de Giges en el dedo, dicen que es la globalización. Te imponen contratos basura, te limitan los derechos, te bajan las pensiones y, por encima, los adoramos como al becerro de oro. Mantienen sus paraísos fiscales. Los políticos les aprueban las leyes a su embudo y semejanza: les bajan los impuestos (IRPF, Sucesiones), suprimen el impuesto sobre patrimonio, mientras a los demás nos suben los indirectos (el Iva, los Especiales, no deflactan la tarifa del IRPF) para compensar lo que los ricos se ahorran. Los medios de comunicación necesitan su publicidad y nunca osarán criticarlos. Cuando por  codicia o por torpeza sus empresas se van al garete, no pasa nada, se tira del dinero público para ayudarles, o les aprueban un Ere, o se hace un concurso de acreedores y los autónomos y pymes subcontratados se quedan con la brocha y sin escalera, o directamente se les entrega como regalía una joya de la corona, o se les adjudica un concurso de infraestructuras, una televisión, una radio… Los precios de sus productos y servicios suelen ser vicarios del poder político en la mayor parte de los casos y, cuando no es así, se constituyen en oligopolios y nos imponen sus precios.

Y mientras tanto, todavía se permiten pontificar. Y siguen girando el anillo de Giges, mientras nosotros miramos para otro lado: La culpa es de Zapatero, de los sindicatos, de todos los políticos, de la Logse, de la falta de I+D, de la telebasura, del lucero del alba,… del chá chá chá.

Y en España todavía nos quedamos cortos. Había 1.011 milmillonarios en el mundo según la revista Forbes hace un año. Ahora son 1.210. En plena crisis.

Mientras sigan teniendo el anillo de Giges seguirán enriqueciéndose a nuestra costa y, lo más cómico es que, mientras nos saquean nos peleamos entre nosotros por las migajas que dejan caer. Mientras tengan la ley a su servicio, seguirán siendo invisibles. La ley debería estar para equilibrar los poderes, para evitar los enriquecimientos injustos, para procurar un reparto equitativo de las cargas y un justo reconocimiento de las aportaciones de cada cual.

Es la codicia. Imbéciles.

J. Carlos

Anuncios

2 Respuestas a “Es la codicia. Imbéciles

  1. …te olvidaste de algo, de los funcionarios, ¡esos que garantizan a la democracia con su trabajo independiente dela ideología de los partidos politicos y de los intereses privados!… a ¡..esos…! hay que ¡cargarselos! como sea ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s