La química y el amor

La química y el amor

La ciencia, a veces, te decepciona. Descubre que tus enlaces de carbono un día se desmoronarán como un catillo de arena y tu cerebro dejará de incubar tormentas eléctricas; entonces ya serás nada y lo de menos es que termines formando un montecito de polvo o de ceniza. Ahora va y te revela que lo del amor es simple química, se reduce a una inundación en el cerebro de Feniletilamina y este órgano, para sofocar el desbordamiento, pone a trabajar a sus cuerpos de bomberos y de protección civil. Al primer cuerpo pertenece la dopamina, un transmisor responsable de la capacidad de deseo y de repetir comportamientos que proporcionan placer. El segundo cuerpo está formado por miembros como la norepinefrina y la oxiticina, que son mensajeros del deseo sexual. Llegados al lugar de los hechos comienza el trabajo de los neurotransmisores, que dan lugar a los arrebatos sentimentales y a ese estado de “imbecilidad transitoria”, tal como lo definió Ortega y Gasset.

Es la verdad científica, la verdad revelada por los nuevos dioses. Y sin embargo…, y sin embargo, te quiero.

J. Carlos

Anuncios

3 Respuestas a “La química y el amor

  1. Amigo Juan Carlos me parece bueno, a ver si nos vemos algún día
    VF

  2. Un poco de Pasion!!!!!!!!!
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s