Los Bancos y Cajas están enladrillados…

Los Bancos y Cajas están enladrillados…

El desenladrillador que los desenladrille buen desenladrillador será. Imagínate un país con magníficas autopistas, puertos y aeropuertos, muchos terminados y otros a punto de ser inaugurados, pero que por razones incomprensibles permanecen cerrados a cal y canto al tráfico de personas y mercancías, deteriorándose y necesitando ingentes cantidades para su administración, custodia y mantenimiento. No te lo imaginas, ¿verdad? Simplemente cambia las infraestructuras indicadas por pisos.

El Banco de España estima que el stock de viviendas sin vender oscila entre las 700.000 y los 1,1 millones de unidades. Añádase el estancamiento demográfico de los próximos años y el corte del grifo emigratorio derivado de la crisis económica, y la cosa pinta mal, pero no es irresoluble. En parte la solución la tienen los Bancos y Cajas, aunque no lo van a hacer porque sus cuentas de resultados se irían al garete, algunas entidades tendrían que desparecer y las más, buscar capital; así que no queda otra que el Banco de España se ponga las pilas y haga de supervisor e inspector. Su gobernador nos ha ilustrado en los últimos cinco años sobre sus teorías económicas y sus recetas para salir de la crisis, mientras hacía dejación de sus funciones, permitiendo que las entidades que ha de supervisar se fumaran sustancias alucinógenas cada vez que gestionaban el riesgo hipotecario. El Sr. Fernández Ordóñez, complacido, miraba para otro lado o, tal vez, le llegara el humo tóxico que le echaban los banqueros y estuviera también alucinado.

La cuestión está en los números. Verás: Hay casi 600.000 casas terminadas sin vender, 300.000 en construcción y 360.000 con obras paralizadas. Estamos hablando de viviendas y locales vacios, con sus calles, jardines, farolas… y demás infraestructuras. Si virtualmente juntamos todo en una sola urbanización, tomando una ocupación media de 2,5 personas por vivienda, la dimensión es abrumadora: Tendríamos una ciudad casi el doble que Barcelona (1,62 millones de habitantes) y cercana a Madrid (3,3 millones). ¿Te imaginas los negocios, grandes y pequeños, sólo para mantener y cubrir las necesidades de esa ciudad imaginaria? ¿Te das cuenta de los puestos de trabajo, emprendedores, empresarios, etc., que se precisarían? Pues ahí están, en manos de las entidades financieras y de las promotoras e inmobiliarias, que están esperando a que escampe. Son activos improductivos cuyo mantenimiento y custodia valen un ojo de la cara porque su deterioro es sensible.

Vayamos al grano, según estimaciones del Supervisor la banca y las Cajas tienen en sus balances 181.000 millones de € de cobro dudoso proveniente del ladrillo. Y  mantiene 320.000 millones de € apuntados como crédito promotor. Las entidades financieras no venden porque aguantan por ver si se arregla el apagón inmobiliario. Se lo permite el Supervisor: se embarga un piso, se subasta, no acude nadie y el Banco o Caja se lo adjudica por el valor de la deuda más los intereses, cuando la realidad es que vale mucho menos que el importe debido. Luego a cumplir el calendario de provisiones y si cambia el mercado a frotarse las manos. Entretanto el Banco Central Europeo presta –con el dinero de los contribuyentes- al 1% , y el Banco o Caja compra con ese dinero deuda del estado al 3%.

Así que no esperes que los Bancos y Cajas vayan a sacar sus viviendas a la calle con una quita del ¿50%, 60%, 70%…, Qui lo sa? La falta de regulación de los mercados es lo que tiene, fomenta la especulación y el delirio. Si durante la época dorada del ladrillo el Supervisor hubiera puesto coto a las atrocidades de gestión del riesgo, otro gallo cantaría; pero el Sr. Ordóñez no estaba, ni se le esperaba: Préstamos de hasta el 120% de la tasación del inmueble, tasaciones hechas de oídas por empresas del propio grupo bancario, carta blanca para los ladrilleros con boina, y es que, quién se les resistía si es que volaban con el jet privado hasta las oficinas y atracaban el yate de 20 metros de eslora a la puerta. Se suponía que cuando en el 2007 la catástrofe nos aterrizó directamente en nuestras cabezas, el Banco de España tomaría cartas en el asunto, pero siguió mirando para otro lado. Ahora, afortunadamente, Europa nos obliga, a la fuerza ahorcan, y el gobernador ha tenido que echar mano de la Circular Contable y exigir a las instituciones financieras un poco de rigor, tampoco mucho, no creas:

  1. Las entidades deberán apuntarse como pérdida todos los créditos morosos en el plazo de un año, tanto el importe inicial del préstamo haya sido inferior o superior al 80% de la tasación del inmueble.
  2. Respecto a los inmuebles que se han adjudicado los Bancos y Cajas en pago de créditos incobrables, la Circular mantiene el calendario de provisiones: habrá que dotar un 10 % de ese valor en el momento de la adquisición y otro 10 % cuando transcurran 12 meses.

Quería escribirte sólo para hacerte ver que el desenladrillador ha de ser el Banco de España, los banqueros no van a sacar el ladrillo de sus vitrinas a precios de saldo, reconociendo pérdidas muy gravosas para sus bolsillos y los de sus accionistas. Así que si nadie les obliga seguirán esperando que escampe, eso sí, sin dinero con qué prestar a las empresas y a los particulares porque está enterrado en el ladrillo. Corolario: No hay engrase financiero, no hay trabajo, no hay consumo,. Lo que sí hay son jóvenes más preparados que nunca, dispuestos a formar una familia, a emprender empresas, a trabajar y rendir, a comprarse un pisito enano y empezar… Sólo falta que el mercado, vía precio, se lo facilite y que alguien se lo financie. ¿Te das cuenta de que ambas decisiones dependen y están en manos de los Bancos y las Cajas?  Es decir, de los mismos directivos que dimitieron en masa cuando se demostró su impericia, imprudencia, incluso, negligencia en la gestión del riesgo durante todos estos años; algunos, pobres, se han suicidado, ¿no los has leído en primera plana en los periódicos? ¿O no?

Si el parque de viviendas se pusiera en el mercado hasta que se igualara el precio de la oferta con la demanda, los Bancos y Cajas trocarían sus viviendas por una escritura de préstamo, eso sí, con capital sensiblemente inferior a su valor en libros, a cambio recibirían todos los meses la cuota de capital más los intereses. Pues bien, si llegara ese momento, gran parte de la crisis que nos agobia se disolvería.

J. Carlos

P.S. ¿Sabes que cuando el Banco de España intervino la Caja Castilla La Mancha y apartó a sus consejeros, algunos de entre ellos pidieron volver a ser reintegrados en las mismas poltronas porque, “no podían haber hecho nada ilegal alegando su desconocimiento en materia económica”. España cañí. Y olé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s