Los que viven con el arsénico

Se sorprenden porque hallan una bacteria en el lago Mono de California que, no sólo es capaz de vivir con el arsénico, sino que además lo incorpora en su material genético. Es de la familia de las halomonadaceas y, cuando es cultivada en un medio en el que se va sustituyendo en la dieta el fósforo por el arsénico, acaban asimilando ese segundo elemento.

A mí me sorprende que se soprenda el personal. Es como la vida misma y por estas latitudes tenemos muchos ejemplos. Hay programas de televisión -dicen que de debarte- que chapotean permanentemente en el arsénico, era de esperar que sus presentadores, colaboradores y tertulianos terminaran asimilándolo para seguir viviendo, incluso, estoy seguro de que ya lo han incorporado  en su material genético. Algunas columnas de los patios más rancios en los palacios de Gütenberg son sopicaldos de arsénico, no era de esperar que sus moradores vivieran del fósforo de la inteligencia, más que nada porque por esos lares suele escasear esta última.

La duda que me embarga es la de si aquellos programas o estas columnas son desiertos áridos que traían incorporado el arsénico de origen o, si por el contrario, los seres que los pueblan destilan a su paso el elemento nocivo para el resto de los mortales, pero vital para la propia supervivencia de sus moradores. Vamos, que no sé qué fue primero si el huevo o la gallina.

Y con la duda me quedo. Los nombres los pone usted.

J. Carlos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s